El desafío en la gestión eficaz de la comunicación

Por RaúlGONZÁLEZROMERO He tenido el privilegio de trabajar durante más de 20 años, en asuntos vinculados con mi pasión, la comunicación; en una primera etapa como guionista, reportero, locutor, editor, programador, profesor; después como maestro de ceremonias, director de comunicación, asesor en comunicación política e institucional, etc. Sin embargo, nunca como ahora, la gestión eficaz de la comunicación en las organizaciones, públicas y privadas, se había convertido en un valor añadido tan importante para alcanzar los objetivos que tanto directivos como políticos se proponen.

Esa especial configuración de la comunicación se produce hoy día por el incremento de los flujos comunicacionales entre los públicos y las organizaciones. Justo en este sentido es que la mayor actividad y organización de los públicos demanda en los tiempos actuales una mayor y mejor estrategia para su gestión, convirtiéndose así en un valor estratégico de las organizaciones.

Así como en algún tiempo la palabra excelencia fue manipudada, hoy día la comunicación estratégica lo es en asuntos relacionados con el ejercicio del poder público, aunque no escapa de aspectos también empresariales. Lo cierto es que, de un lado o del otro, la comunicación estratégica demande una planificación a partir de la inherente investigación sobre las características y las necesidades de los públicos de cada organización.

Esa mayor complejidad de los procesos comunicativos exige una creciente necesidad de capacitación de los profesionales que la gestionan, que abarque los diversos ámbitos comunicativos. Así, el perfeccionamiento que hemos ido desarrollando durante todos estos años en la gestión estratégica e innovación en comunicación, ha permitido profundizar en el conocimiento y dominio de diversas tipologías y ámbitos específicos como son la comunicación de crisis e issues management, la comunicación política, las nuevas tecnologías, la planificación estratégica, la comunicación turística, participativa, etc., para dar respuesta a las nuevas exigencias profesionales, políticas, empresariales y académicas.

Agradezco de esta forma, tanto a clientes, amigos, profesores, pero sobretodo, a las nuevas generaciones de profesionales que hoy día se preparan con nuevas herramientas, conocimientos y soportes, para dar la batalla, en un entorno plagado de improvización. (Texto publicado originalmente el 28 febrero, 2015).

Deja un comentario

1
×
Hola, ¡en qué puedo ayudarte!
A %d blogueros les gusta esto: