Cuando se tienen las Redes Sociales pero no se piensa en qué comunicar

Por RaúlGONZÁLEZROMERO Una mayoría de políticos quiere estar participando en las redes sociales, sobre todo los que quieren ser candidatos para un nuevo puesto de elección. Realmente en mi experiencia y en lo que he estudiado sobre investigación y comunicación política, no hay mucha claridad ni idea en ellos o sus equipos de trabajo de para qué usar las redes sociales, qué desean comunicar o cómo debe hacerse buen uso de estos medios.

A continuación te comparto una serie de elementos o recomendaciones que todo político y sus equipos deben considerar cuando quieran utilizar las redes sociales como herramientas generadoras de posicionamiento que al final deben traducir en votos. Con las redes sociales no hay que asustarse solo hay que entenderlas y tenerles respeto; al final, las redes sociales son de quienes las trabajan.

Al abrir una cuenta del Facebook, Twitter, YouTube, Instagram, un político siempre debe tener un plan, un ruta para la acción; este plan debe incluir como mínimo la forma en la que se va a conversar, los temas tendencia que se quiere posicionar, qué tipo de contenido se va publicar y cuántas veces al día se va publicar y el manejo de conflictos. Todo ello se traduce en que se debe tomar la decisión de estar activo en las principales redes sociales: Facebook, Twitter, YouTube y Flickr.

Publicar todos los días entre 4-7 mensajes. Dar los buenos días y buenas noches de forma creativa para que genere reacciones y hacer las publicaciones interesantes, planeadas y una que otra casual del momento. Solo que todo bajo una línea, un plan. Se debe ser casual, así son las redes sociales, el discurso ha cambiado.

Monitorear la cuenta para ver la reputación en línea del político, qué tanto hablan de él, en qué temas lo relacionan, cómo hablan de él (positivo, negativo, neutro), con el fin de conocer sus posicionamiento y tomar acciones si es necesario de forma inmediata.

Conectarse con las personas y promover la conversación; olvidarse de que las redes sociales son un canal de promoción ¡Nada que ver! Porque las redes son un canal de comunicación, de conexión con las audiencias, es pasar de ser unidireccional como en los medios tradicionales como la televisión, radio o periódicos a ser bidireccional donde se debe promover el tener una relación con las personas que se está conectando en la red. Por eso los políticos se deben tomar el tiempo de conversar y contestar preguntas o tomar nota de ideas.

Convertirse en líder de opinión, posicionarse con ciertos temas, hacer que la sociedad crea en él, pero esto será a través de lo que comparta. ¿Sobre qué temas puede convertirse en líder? ¿economía? ¿negocios? ¿finanzas personales? ¿motivación?, no debe hablar sólo de lo que sabe, y buscar información, investigar sobre temas de actualidad.

Generar contenidos de valor. Proveer de contenido útil a su comunidad para su día a día. ¿Por qué en lugar de solo poner fotos de los eventos, no se publica un video de 60-120 segundos con recomendaciones para los jóvenes? ¿qué les puedes aconsejar a los pequeños negocios? ¿a las mamás? Demostrar de muchas formas que los entiende y puede hacer mucho por ellos.

Hacer llamados a la acción y ser creativos. Se deben encontrar constantemente formas de interactuar con la comunidad, pero que no sean las típicas que hacen en la publicidad convencional, hay que buscar nuevas formas de generar reacciones. ¿Quieres proponer cambiar el sistema de transporte? ¿por qué no te vas un día en transporte público y comentas la experiencia?

Publicitarse no está mal. Sin duda el pagar publicidad en Facebook para arrancar su red, es totalmente válido e incluso recomendado. Eso sí, hay que poner una imagen y mensaje muy atractivo, que genere confianza e impulse a la gente a interesarse en el actor político.

Tener un equipo de redes sociales. Sin lugar a dudas, las redes sociales de un político deben ser administradas de forma profesional por lo que tener un equipo de redes sociales es fundamental, no deben ser administradas por él mismo, por su hijo, algún familiar o amigo, algún chico o chica de servicio social o prácticas profesionales, o en el otro extremo, por gente de “mucha confianza” dentro del sector público por años de experiencia o cercanía con líderes políticos, pero sin formación en indicadores de gestión de contenidos. Deben estar operadas por una persona preparada, ya sea dentro de su equipo de trabajo o a través de un tercero comprometido con su causa.

Tener cuidado con la imagen que se refleje en las redes sociales. Hacer esfuerzos por desarrollar diseño e imagen de calidad en los perfiles de redes sociales. El mundo ha cambiado, las personas que están en estos nuevos medios son diferentes, están acostumbrados a imágenes frescas, atractivas, por lo que imágenes muy acartonadas simplemente no van a funcionar. Hay que poner especial atención en el diseño que se va a poner en el fondo de pantalla de Twitter, en la imagen de perfil de Facebook, si se va a tener una página de bienvenida, etc. De nuevo, la clave es que sea fresca y atractiva. La foto del político arremangado de la camisa, ya no comunica trabajo ni cercanía, además es la foto más recurrente..

A muy pocos le importa que estuviste presente en la inauguración de la liga de futbol de la zona más pobre de la colonia, no por eso van a pensar que eres muy deportista o que vas a apoyar o apoyas al deporte. Se deben compartir cosas que realmente le interesen a la gente. Hagan su trabajo y averígüenlo. Pregúntale a un joven de 22 años qué le parece lo que quieres publicar y hablamos, te vas a llevar sorpresas. No ser aburrido. Ser muy gráfico, usando fotos y vídeos. Sin duda genera muchas reacciones una buena imagen, un vídeo casual muy corto, pero cuidado de no abusar, no pongas 47 fotografías de tu evento, hay que ser selectivo.

Compartir “momentos”. Hay que olvidarse de la típica foto del político abrazando a la señora de 70 años o dándole un beso a un niño, todos lo hacen. Hay que ser más creativos y encontrar elementos que hagan ver humano al candidato, como tu hora de comida o tómate una foto tú mismo con tu celular o entrevistar a un deportista que te esté apoyando.

Impulsar la imaginación. Cada político sabrá si tiene puntos débiles o si puede ser atacado por la oposición por algún tema en particular por eso hacer un plan de manejo de crisis es fundamental, porque hay que tener en cuenta que en la política tiende a haber guerra sucia y las redes sociales pueden ser un medio muy efectivo para que ésta se realice. Hay que plantear posibles escenarios y qué acciones se deberán tomar. No se debe hacer nada al azar, deberán estar preparados equipos de trabajo, familiares, agencias, etc. Si no se sienten capacitados se recomienda acercarse a un experto.

Son apuntes que si los tomas en cuenta, tendrás una muy buena y exitosa interacción en las redes sociales, con una comunidad fuerte y sana, así como preparado sin dejar nada al azar tanto en lo que se quiere compartir como si se tiene una eventualidad o problema. Quien realmente se aplique podría llegar a marcar una diferencia en una votación y, posteriormente, en su gestión como Diputado, Senador o Presidente Municipal.

No hay que olvidar que los jóvenes están en las redes sociales y muchos de los profesionistas, en la mejor etapa de su vida.

Nos oímos o nos leemos, adiós.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: