El control de acciones en la gestión de la comunicación

Por RaúlGONZÁLEZROMERO Reza una máxima de máximas: “Lo que no se puede medir, no se puede mejorar”. Aplica por supuesto en la gestión de la comunicación a cualquier nivel.

En la dinámica de trabajo de toda organización es muy común la ausencia de planes de comunicación que permitan administrar y controlar las percepciones que los diferentes públicos se forman respecto de las acciones voluntarias o involuntarias que realizan quienes colaboran en ella. En la mayoría de las ocasiones se llega a estados de crisis y se actúa cuando ya se tiene el problema. Lo que en esos casos sucede es que con regularidad se reacciona y se deja llevar a la organización de acuerdo a las fuerzas que predominan en el entorno del problema; casi siempre se depende del exterior.

Con base en mi experiencia, para evitar esas situaciones recomiendo tomar en cuenta las siguientes consideraciones que colocan al directivo organizacional en la posibilidad de controlar, manejar y/o administrar las percepciones de los públicos, siendo artífice de lo que se desea que la gente sepa, piense y quiera de la organización y sus productos o servicios.

1. Determina un objetivo de comunicación. ¿Qué deseas específicamente que tus públicos sepan, conozcan o hagan por ti y por tu organización (sus productos y servicios en particular)?. Deberá de ser acorde con la estrategia general de la organización, no puede ser de otra forma. Por ejemplo, dar a conocer que este año la empresa se certificará como ESR.

2. Redacta la idea clave a comunicar. Tiene que ser a través de un enunciado concreto con una sola idea. No te pierdas en eso. Si a ti no te queda claro y con precisión lo que deseas comunicar, piensa que a tus públicos, menos. Y no están obligados a adivinarlo.

3. Establece un tema tendencia. Te dediques a cualquier sector, haz el esfuerzo de establecer la agenda temática de la semana. Con la idea clara a posicionar súbete al tren del dinamismo informativo y logra que la idea clave que determinaste sea noticia de conversación entre tus diferentes públicos.

4. Trabaja el tema coordinadamente en todos los medios institucionales de comunicación. No creas mucho en los grandes presupuestos para espacios en periódicos, radio, revistas o TV. Utiliza las redes sociales que además de ser gratuitas permiten una mayor viralidad de los contenidos que deseas libremente colocar en la mente de tus seguidores. Piensa en la determinación de un hashtag y diviértete con la construcción de contenidos emotivos, que dejen un buen sabor de boca en tus usuarios.

Con esta forma de trabajo te estarás dando cuenta que lo que sigue es evaluar el resultado de tu plan de trabajo, que implica otra serie de acciones concretas. Sin embargo, lo importante que debes considerar es que con estas acciones serás tú el principal responsable de administrar y controlar lo que deseas establecer en comunidad con tus públicos. (Texto original publicado el 21 agosto, 2014).

Deja un comentario

1
×
Hola, ¡en qué puedo ayudarte!
A %d blogueros les gusta esto: